Los arcángeles son seres extraordinarios, extensiones de Dios, que personifican Su gracia, Su majestad y Su poder. Todos los arcángeles son sanadores. Acuden como cirujanos maestros a reparar nuestro cuerpo, a la vez que reparan las vestiduras de nuestra alma. No existe área de estudio en la que no destaquen. Junto con los Elohim ejercitan el poder de crear o destruir vida.

El título de “arcángel” se dio a quienes se convirtieron en maestros de su vida “como es arriba es Abajo”, y el de “arcangelina”, a sus parejas femeninas. Para ganarse el cargo, muchos de los que son ahora arcángeles tuvieron que encarnar en cuerpo humano, viviendo las mismas pruebas que los hijos e hijas de Dios. Sin embargo, algunos permanecieron en el mundo celestial y nunca encarnaron en la octava física.

El Morya nos recomendó: “Os digo que invoquéis el moméntum –energía acumulada— de los siete arcángeles para amplificar en vuestra alma y en vuestro deseo de ser íntegros los sentimientos de Dios que obligan a toda la conciencia a ajustarse a la geometría de la individualidad. Los siete arcángeles ejercen el poder, la sabiduría y el amor del Infinito; de un cosmos pendiente de nacer dentro de nosotros, como las energías microcósmicas-macrocósmicas convergen para pasar a ser la urdimbre y la trama de la fuerza vital creadora. Expandid ahora la copa de la conciencia para contener al arcángel de vuestro rayo."

Arcángel Miguel y Fe

El arcángel Miguel es el príncipe de los arcángeles y de las Huestes Angélicas, el Defensor de la Fe, el Ángel de la Liberación. Su complemento o pareja divina es la arcangelina Fe.

Arcángel Jofiel y Cristina

Jofiel y Cristina son el arcángel y la arcangelina del segundo rayo: el de la sabiduría y la iluminación. Estas llamas gemelas amplifican la conciencia crística dentro de los ángeles, los elementales y los hombres.

Arcángeles Gabriel y Esperanza

Gabriel y Esperanza son el arcángel y la arcangelina del cuarto rayo, el de la resurrección y la llama de la ascensión. Junto con los ángeles de la pureza y los serafines, estos ángeles guardan el concepto inmaculado del designio de Dios para cada cual.

Arcángeles Uriel y Aurora

Uriel y Aurora son los arcángeles del sexto rayo, el de la ministración y el servicio. En su cargo, guardan el alba de la conciencia crística de la humanidad y de la vida elemental. .

Arcángeles Zadquiel y Santa Amatista

Zadquiel y Santa Amatista son los arcángeles del séptimo rayo. Junto con los ángeles de la llama violeta encarnan las cualidades del rayo violeta, el de la libertad, la alquimia, la transmutación, el perdón y la justicia de Dios.

Arcángeles Chamuel y Caridad

El arcángel Chamuel y su complemento o pareja divina, la arcangelina Caridad, sirven en el tercer rayo, el del amor divino. Junto con sus legiones de ángeles del rayo rosa, trabajan para expandir la llama de la adoración y el amor divino en el corazón de los hombres y los elementales.

Arcángeles Rafael y Madre María

Rafael es el arcángel del quinto rayo, el de la verdad, la integridad, la curación, la ciencia, la precipitación, la vida abundante, la música y las matemáticas. Su complemento o pareja divina es la arcangelina María, que encarnó en María, la Madre de Jesús.